DE LOS RETENEDORES Y PALADARES DE ORTODONCIA

De los diferentes tipos de paladares
Existen una gran cantidad de paladares o retenedores en ortodoncia los cuales se pueden clasificar dependiendo de su función en activos o pasivos; por el material del que está hecho en acetato o de acrílico con alambre y dependiendo si se puede quitar o no en fijo o removible. Estos se pueden presentarse en una combinación de varios al momento de colocárselo al paciente

Paladares o retenedores activos
Este tipo de paladares son conocidos también como paladares ortopédicos  ya que  suelen  utilizarse en pacientes niños que requieren de algún tipo de tratamiento de corrección ortopédica tales  como una deficiencia en el crecimiento de la mandíbula, una mordida cruzada o inclusive una posible falta de espacio. De igual manera estos son utilizados en pacientes que requieran una alineación cuando los dientes se encuentren chuecos.

Paladares o retenedores pasivos
Este tipo de retenedores son utilizados principalmente en los casos donde ya se ha terminado un tratamiento de ortodoncia y se requiere simplemente estabilizar la alineación de los dientes y   la mordida. Por lo general el  paciente  no sufre de molestias al utilizarlo.

Paladares de acetato invisibles
Este tipo de paladares son además de estéticos muy cómodos para el paciente. Estos se ajustan perfectamente a la superficie de las arcadas dentales pudiendo ser activos o pasivos. Dentro de los tratamientos con acetatos activos más conocidos son los alineadores hechos por computadora como Invisalign entre otros, que mediante un software y una impresión 3D es posible alinear los dientes sin necesidad de utilizar brackets.  Los acetatos pasivos pueden ser utilizados para mantener la alineación de los dientes una vez terminado el tratamiento de ortodoncia o inclusive como una guarda oclusal para prevenir molestias sobre la articulación temporomandibular.

Ver alineadores de dientes invisibles

Paladares de acrílico tradicional con alambres de metal
Este tipo de paladares son utilizados desde hace muchos años pudiendo ser activos para corregir una mordida o alinear dientes mal alineados  o bien para mantener la posición de los mismos una vez terminado el tratamiento de ortodoncia.

Paladares o retenedores removibles
El nombre de éstos paladares o retenedores viene como su nombre lo dice de que el paciente pueda removerlos. Estos pueden ser de acrílico o acetato transparente pudiendo ser activos o pasivos.

Paladares o retenedores fijos
Los paladares o retenedores fijos pueden funcionar ya sea mediante un alambre adherido a la superficie de los dientes anteriores para mantener la posición de los mismos después de haber terminado un tratamiento de ortodoncia evitando uno removible.  De igual forma los retenedores fijos  pueden funcionar  como mantenedor de espacio conocidos como arcos linguales o barras transpalatinas entre otros. Estos últimos se utilizan por lo general para mantener espacios y evitar movimientos de las muelas permanentes sobre los dientes de leche perdidos.

Pregunta en Odontología y Ortodoncia cuál es el tipo de paladar que más te conviene con la finalidad de mantener tu sonrisa para toda la vida.

De las razones y tiempos de utilizar un retenedor o paladar
Por lo general es muy importante utilizar algún tipo de retenedor después de haber concluido un tratamiento de ortodoncia con la finalidad de estabilizar la posición de los mismos.

¿Qué tanto pueden regresarse a su posición original los dientes después de un tratamiento de ortodoncia?
Siempre y cuando un tratamiento haya sido terminado correctamente la recidiva o estabilidad (es decir lo que los dientes se regresan a su posición original) es muy poca, sin embargo es muy importante utilizar los retenedores fijos o removibles de acuerdo a las indicaciones del ortodoncista ya que en algunas ocasiones es muy importante estabilizar los dientes debido al tipo de mordida o de crecimiento remanente del paciente.

¿Cuáles son los factores que pueden afectar la estabilidad de mis dientes una vez que haya terminado mi tratamiento de ortodoncia?
Existen muchísimos factores que pudieran contribuir a que tus dientes se pudieran llegar a mover después de tu tratamiento de ortodoncia. Estos pueden ser asociados por un lado  al paciente como el envejecimiento, terceros molares, metabolismo del hueso y el crecimiento remanente de paciente. Por el otro existen factores asociados al tratamiento como la calidad del tratamiento de ortodoncia, la forma de corrección de la mordida así como la manera utilizada para crear espacio en las arcadas.

En Odontología y Ortodoncia Médica Sur nos aseguramos de realizar tratamientos con altos estándares de calidad, así como a analizar cada uno de los tratamientos terminados con la finalidad de ofrecer sonrisas que sean lo más estables posibles.

¿Debo extraer mis muelas del juicio para mantener mis dientes derechos?
Además de las muelas del juicio existen una gran cantidad de factores que pudieran llegar a contribuir a que los dientes se enchuequen una vez terminado el tratamiento de ortodoncia . Es muy importante evaluar la posición de las mismas para poder determinar si pudieran llegar a ser un riesgo para el paciente a pesar de que no  existe aún evidencia científica contundente acerca del grado de incidencia que los terceros molares  pudieran tener sobre la estabilidad  de los dientes.

¿Cuánto tiempo debo de utilizar mi retenedor?
La mayoría de los pacientes deciden que una vez habiendo removido los brackets el tratamiento se da por concluido. Es muy importante platicar con el ortodoncista el tiempo y forma de uso de los retenedores así como el tipo del mismo. Esto varía dependiendo de cada caso por lo que el mejor consejo  es que usted ponga en manos de su ortodoncista esa decisión.

 

De los cuidados de los retenedores

¿Cómo limpio mi paladar o retenedor?
Es muy importante lavarlo con agua y jabón así como secarlo perfectamente después de haberlo utilizado con la finalidad de evitar la propagación de bacterias sobre los mismos. Finalmente es muy importante siempre colocarlo dentro de una caja con el objetivo de evitar que este sufra distorsiones al haber colocado algo sobre éste.
Nunca coloques tu paladar en una servilleta o en tu buró si tienes mascota en casa, estas son las dos causas principales de pérdida o distorsión de los retenedores.

Se me despegó mi retenedor fijo ¿Es necesario colocarlo otra vez?
Lo más conveniente es que acuda inmediatamente con el ortodoncista, en muchas ocasiones este retenedor fijo puede producir fuerzas indeseables lo cual puede llegar a mover los dientes de forma muy rápida.

¿Cómo puedo limpiar mi retenedor fijo?
Para poder limpiar el retenedor fijo basta con colocar el cepillo de dientes en posición vertical para remover la placa bacteriana y hacer uso del hilo dental con el apoyo del enhebrador. Esto consiste en pasar el mismo entre los dientes y sacarlo por la parte posterior de los mismos para evitar dañar al retenedor al momento de intentar hacerlo por el borde de los dientes.

 
Translate »
%d bloggers like this: