Dentaduras

En el pasado el tratamiento tradicional para los pacientes sin dientes (pacientes edéntulos), o en vías de perder sus dientes por problemas periodontales (infección generalizada de las encías) eran las dentaduras completas (placas totales).

Las dentaduras son unas placas con dientes de plástico que se utilizan para reemplazar todos los dientes perdidos. Una persona sin dientes llega a presentar varios problemas de salud, y las dentaduras por si solas no solucionan estos problemas del todo. Es por esto que algunas organizaciones mundiales de la salud han sugerido que el tratamiento para los pacientes sin dientes ya no sea nada más una dentadura tradicional sino una dentadura retenida con implantes o una dentadura completa fija soportada con implantes como la mejor opción.

Según algunos estudios las personas que utilizan dentaduras solo ejercen una quinta parte de su fuerza masticatoria y requieren de masticar siete veces más la comida que las personas con dientes.

Los pacientes con dentaduras por su mismo problema de masticación, tienden a desarrollar con mayor frecuencia gastritis, úlceras pépticas y duodenales, así como lesiones de la mucosa oral. Dentro de las lesiones de la mucosa oral más frecuentes está la infección por hongos llamada “candidiasis” la cual provoca una sensación de dolor y ardor dentro de la boca y la garganta, y esta se puede extender al esófago provocando malestar general. Así mismo, los pacientes con dentaduras cambian su dieta y la selección de sus alimentos llevándolos frecuentemente a una desnutrición y baja de defensas.

Por otra parte, se ha observado que el no tener dientes se afecta el estado emocional del paciente y el sistema cognitivo, aumentando así la probabilidad de presentar demencia senil y depresión.

Por último, al perder los dientes se produce una pérdida ósea progresiva con el tiempo en los huesos maxilares dificultando la estabilización y retención de las dentaduras con él tiempo, así como también se ve afectado el perfil facial provocando un cambio en la fisionomía de los pacientes.

Generalmente la dentadura inferior es la que causa más molestia al masticar por el constante movimiento de la lengua, haciendo que la comida entre por debajo de la placa. Otro problema es el roce de la placa sobre la encía que provoca cortes o lastimaduras en forma de ulceras. Por lo cual se recomienda la mayoría de las veces la utilización de implantes dentales para la fijación y estabilización de la dentadura y así eliminar todos los problemas anteriores.

La dentadura superior es generalmente mucho más fácil en términos de adaptación y retención. Su retención se da por un efecto de vacío logrado primero por un sellado periférico sobre el pliegue de los carrillos y segundo por la saliva entre la placa y la mucosa, como el efecto que existe cuando queremos separar dos láminas de vidrio y su separación cuesta trabajo por presentar agua entre ellas. Dentro de los problemas que podemos encontrar al utilizar una dentadura superior es la presencia de un reflejo nauseoso muy pronunciado debido a que la dentadura cubre toda la superficie del paladar. Generalmente la gente piensa que al quedar cubierto el paladar se pierden los sabores pero esto no es real ya que los sabores se perciben en la lengua. Sin embargo, lo que si disminuye es la percepción de textura y de temperatura de los alimentos.

¿Qué hago si mi dentadura se fractura?

Si su dentadura se fractura es posible que se pueda reparar dentro de una misma cita, sin embargo la mayoría de las veces requiere de un poco más de tiempo para poder repararla de mejor manera y disminuir la posibilidad de que se fracture de nuevo. Una forma de prevenir estas fracturas es fabricar las dentaduras con un refuerzo metálico ya sea en el paladar o con un alma de metal en la parte interna del plástico.

¿Cuánto tiempo de vida tiene una dentadura?

Una dentadura puede durar varios años, sin embargo generalmente los dientes sufren un desgaste considerable después de los siete años y las dentaduras tienden a tener un movimiento más pronunciado por la reabsorción ósea. Para solucionar estos problemas es conveniente realizar una dentadura nueva o en su defecto intentar reajustarla si lo permite el caso.

%d bloggers like this: