La limpieza y las bacterias se separan por un hilo.

 

Uno de los pasos para realizar una limpieza bucal completa es el utilizar hilo dental después del cepillado.

Para lograr que la limpieza bucal sea la adecuada utilizando este método, es importante conocer la correcta ejecución sobre el mismo.

 

Higiene dental.

Como lo hemos mencionado antes, debemos realizar ciertos pasos para que nuestra boca se encuentre limpia y libre de bacterias.

Además de un buen cepillado después de cada comida, el uso del hilo dental ayuda a mantener las encías y las separaciones de los dientes libres de placa dentobacteriana.

 

Usando hilo dental.

Mientras dormimos y durante la mañana (en ayuno prolongado), las bacterias pueden proliferarse. Es por esto, que recomendamos utilizar el hilo dental por lo menos una vez al día, preferentemente por las noches.

Pasos para la utilización del hilo dental:

  1. Proporción: basta con tomar aproximadamente unos 30 cm de hilo. Para ello podemos enrollarlo en cada uno de los dedos anulares de las manos hasta conseguir una distancia en el hilo que abarque la distancia entre ambos dedos anulares con los pulgares extendidos.
  2. Deslizado: Mediante el uso de los dedos índices y pulgares se consigue introducir entre los contactos de los dientes y molares el hilo dental. Suavemente, desliza entre los dientes procurando que el hilo dental se rompa. Si prefieres utilizar el aditamento de plástico basta con introducir el mismo por la parte donde se encuentra el hilo entre los contactos de los dientes y sacarlo de la misma manera.
  3. Marca: realmente, la marca que utilices no importa mucho, siempre y cuando el proceso abarque los pasos anteriores.

 

En el Centro de Odontología y Ortodoncia te apoyamos para que tu limpieza dental sea profunda y constante.

¡Visítanos!

 

 

REFERENCIAS

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25197738

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/3462382/

 

%d bloggers like this: